lunes, 28 de febrero de 2011

Cómo conseguir un buen escaparate


Todos sabemos que el escaparate vital para atraer nuevos clientes: toda personas que pase por delante es susceptible de ser un nuevo cliente. Pero para que estos clientes potenciales acaben comprando primero han de llegar a cruzar el umbral de la puerta. 

Para empezar, es importante cumplir el principio AIDA: llamar la Atención del transeunte, despertar su Interés hasta el punto de crearle un Deseo de compra y provocar la Acción de entrada al local. 


Vemos muchos escaparates a lo largo del día con los que nos ocurre justo lo contrario porque los propietarios del comercio simplemente mantienen a la clientela habitual. Pero es importante estudiar que es aquello que se quiere transmitir para conseguir nuevos clientes.

Hay que tener muy claro cual es el público potencial de la tienda. Si no tenemos identificado al target, va a ser imposible dirigirnos a él. Al ver el escaparate, el cliente debe saber que tipo de productos va a poder comprar: no es lo mismo una tienda de lujo que una zapatería de barrio. Los cambios de escaparates deberán seguir un estilo propio y ser consecuentes. La rotación de productos es la que nos debe guiar para realizarlos.


Es importante que la escenografía que se realice en el escaparate no tome tanto protagonismo que los artículos queden relegados a un segundo plano. O que se exhiban artículos de los que no hay stock. Este tipo de escaparates más artísticos sólo se lo podrán permitir marcas muy reconocidas.

Si bien un escaparate elegante suele ser aquel que tiene muy pocos productos y estos van acompañados de una escenografía muy cuidada, otros comercios querrán dar una sensación de cercanía o de tradición. A pesar de eso, y como ya hemos comentado muchas veces, siempre hay que pensar en no sobrecargar de productos el escaparate. Y siempre con aquellos más buscados y representativos.

En algunas de las fotografías publicadas en el blog, ya hemos visto la importancia del orden. Es mucho más agradable visualmente un escaparate bien organizado que uno caótico. Podemos agrupar los productos por marca, o por tipo, siguiendo una estrategia parecida a la que debemos seguir dentro de la tienda. 


Si es importante el orden, también lo es la iluminación y dependerá del tipo de comercio y de producto. En general, sólo utilizaremos luz tenue si queremos crear una atmósfera intimista, e intentaremos siempre resaltar los productos estrellas.

Por último, hay que ser consciente de las campañas estacionales, sin llegar a saturar tanto al cliente que sólo vea un escaparate de San Valentín o de Navidad. Si nuestro comercio no vende productos relaciones con la festividad que se acerca, es incluso mejor no hacer referencia alguna. Es seguramente mejor aprovechar y hacer guiños al propio barrio o ciudad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...