viernes, 4 de febrero de 2011

Óptica sin escaparate

Esta óptica de la calle Hortaleza de Madrid es el caso de una tienda con una puerta estrecha y pequeña y sin escaparate. Muy común en calles históricas del centro de las grandes ciudades, se utilizaban vitrinas para tener expuesto el producto. EL problema de las vitrinas es que el producto se agolpa, y al encontrarse en la calle, no cuenta con ninguna medida de seguridad: si alguien rompe el cristal, se puede llevar lo que quiera.

Pero en este caso, han cambiado el uso de la vitrina por un reclamo mucho más efectivo. Y es que todos los que usamos gafas y lentillas reconocemos perfectamente el examen que se usa para graduar la vista. Visible tanto de día como de noche o con el cielo encapotado, la tienda lo utiliza también como rótulo para tener su nombre visible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...