viernes, 12 de agosto de 2011

Vitrinas epistolares de Tiffany

Soy fan de Tiffany&Co, y es algo que no puedo ocultar. La culpa la tienen Truman Capote y Audrey Hepburn, pero también la esencia misma de esta joyería. Una de sus especialidades son los anillos de compromiso, uno de esos momentos en que a muchos no les importa tirar la casa por la ventana.

Los escaparates de la tienda de Barcelona, esas vitrinas que estan en el Hotel Mandarín Oriental y que me llaman cada vez que paseo por el centro, tiene una decoración de lo mas simple. Una carta, o un billete de avisón con una nota  y un anillo colocado en primer plano a la derecha. Diferentes historias de amor basadas en la palabra, quizás poco efectivas visualmente, pero o hay que olvidar que la enorme cristalera nos deja ver la tienda completa. 

Me ha gustado en especial el detalle de que el billete de avión está a nombre de un hombre, Dylan.



En las otras dos vitrinas encontramos un telegrama y una carta manuscrita, dos declaraciones de amor mas convencionales. Y es que las tres vitrinas nos hacen viajar en el tiempo también, a una época en el que el telégrafo o el servicio postal tenían un peso importante en las relaciones y, sobretodo, en el romanticismo.




3 comentarios:

  1. También soy fan de Tiffany, creo que es el romaticismo y elegancia que envuelve a la marca.

    Sus vitrinas, que como mencionas en este caso, a veces son "poco efectivas visualmente"; pero siempre tienen algún detalle que te obliga a acercarte.

    ResponderEliminar
  2. Está muy escondido, con columnas y con la intensa mirada del personal de seguridad y del Hotel Mandarín Oriental, pero a pesar de eso siempre hay curiosos en las vitrinas.

    También es muy interesante entrar y ver como lo tienen todo, a pesar de la exclusividad, sobretodo de los precios, son muy amables con todo el mundo. El problema es salir enamorada de alguna cosa :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...